SALVADOR DEL MUNDO 2020

CON LA IGLESIA HA TOPADO LA IGLESIA

¿Podemos llevar parte de estas situaciones al pueblo?

Porque las hermandades son también Iglesia. “Sería suicida y un disparate si un obispo se sitúa de espaldas a las hermandades, que encierran un potencial religioso y evangelizador formidable. Aprecio y amo a las hermandades y precisamente porque las quiero, quiero lo mejor para ellas”. Quien así habla es el actual arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo.

No cabe duda del gran papel que las hermandades tienen en la sociedad actual, con una importante labor caritativa, atracción de devotos a la vida religiosa, integración de jóvenes en las más diversas actividades culturales y formativas... Con todo, la relación entre las cofradías y la Iglesia no debería ser de colaboración, ni siquiera de convivencia, sino de total y absoluta integración para perseguir un objetivo común.

Sin embargo, no es ningún secreto que, en el caso de Ciudad Real, han sido varios en los últimos años los capítulos si no de enfrentamiento directo, al menos sí de discrepancia que no siempre llegan a salir a la luz (el Obispado suele mantener total discreción y también prefieren hacerlo las hermandades). Ocurre, en cualquier caso, que Ciudad Real es una ciudad muy pequeña y al final todo se sabe.

Durante las visitas programadas con motivo del XXII Encuentro Nacional de Cofradías Penitenciales, que tuvo lugar en septiembre de 2009, el párroco de Santiago explicó a los visitantes que dicho templo es sede de cuatro hermandades. Lo curioso es que, sin venir a cuento y sin que ese grupo de personas venidas de los más diversos puntos de la geografía nacional tuvieran por qué estar al tanto de nada, el párroco se encargó de matizar que la relación con esas cuatro corporaciones era “muy buena”, y añadió: “al contrario de lo que os hayan podido decir”.
Y es que es allí, en Santiago, donde encontramos una de las primeras acciones de la Iglesia que empezaron a dificultar la vida normal de las hermandades. A mediados de los 80 se decidió tapiar la puerta por la que los pasos salían de la parroquia en la tarde del Jueves Santo. El resultado es que actualmente las hermandades de Pilatos, Cristo de la Caridad y Dolorosa salen del guardapasos, mientras que los de la Santa Cena lo hacen desde una improvisada carpa instalada en el Rectorado de la UCLM.

El caso de la Hermandad de la Santa Cena es paradigmático, dado que su sede canónica sigue siendo Santiago, aunque el visitante no encuentre ni una sola señal que lo constate en ningún momento del año. Y es que, mientras que el misterio de la Cena se encuentra en el Obispado, la Virgen del Dulce Nombre recibe culto en el Convento de las Hermanas de la Cruz. Ni rastro, por tanto, de la Santa Cena en Santiago. Esta dolorosa coincide en dicho convento con la Virgen de la Pasión, de la Hermandad del Santo Sepulcro, que tiene su sede en la Parroquia de Nuestra Señora del Prado (Merced).

No son los únicos casos. Incomprensiblemente, son muchas las hermandades que tienen literalmente desperdigadas a sus imágenes titulares por los más insospechados puntos de la ciudad, en lugar de estar en sus propios templos. Sin salir de Santiago, la Hermandad del Cristo de la Caridad sólo tiene a esta imagen en la parroquia. La Virgen y el San Juan que forman parte del misterio no reciben culto, mientras que la Virgen de la Estrella, al no tener, al parecer, cabida en la iglesia, permanece exiliada en la capilla del tanatorio del Camino de la Guija.

En San Pedro también hay casos similares. La Hermandad de la Soledad mantiene en su casa hermandad del barrio de Los Ángeles a la Virgen de la Amargura, San Juan y la Magdalena; la Hermandad del Perdón y de las Aguas, cuyo Cristo titular preside el altar mayor, tiene a su Virgen del Calvario en el convento cercano a la plaza de San Francisco; por su parte, la Virgen del Mayor Dolor del Silencio sorprende a los viandantes tras una cristalera en plena avenida de Pío XII.

Realmente difícil para el devoto es rezar ante la imagen de la Hermandad de la Oración en el Huerto, que se encuentra en la ermita de Alarcos, lo que elimina una de las claves de la religiosidad popular, como es la cercanía a las imágenes. Y tampoco en San Pedro hay huella alguna de las cofradías de Jesús Caído y el Encuentro.
Más suerte tuvo la Hermandad de las Palmas, que después de muchos años con el Señor de la Entrada en Jerusalén escondido en el guardapasos, ha conseguido que se le dé culto en la iglesia de San Ignacio de Loyola. Y otro caso difícil de comprender es el de la Hermandad del Prendimiento. Sus titulares, Jesús Cautivo y la Virgen de la Salud, están en las dependencias de su Parroquia de los Ángeles, sí; pero dentro de una pequeña habitación, dado que el párroco no permite que estén visibles en el propio templo. A veces parece que las imágenes molestan...

Permisos no concedidos

Por otra parte, ha habido diversos casos en los que las hermandades han propuesto y el Obispado ha dispuesto. Y la disposición ha sido, fundamentalmente, negativa. Así, por ejemplo, son varias las hermandades que han solicitado hacer estación de penitencia en la Catedral, llegando a entrar con los pasos en el primer templo de la ciudad, como ocurre en Sevilla o Jerez de la Frontera. La respuesta siempre ha sido “no”. Por ello, muchos cofrades valoraron especialmente el carácter histórico de los pasos de la Esperanza, el Prendimiento, el Cristo de la Buena Muerte y la Virgen del Consuelo dentro de la Catedral con motivo de la salida extraordinaria del Encuentro Nacional de Cofradías.

Precisamente, un año antes la Hermandad de la Flagelación celebraba el XXV aniversario fundacional. Dentro del programa de actos previstos por la cofradía del Miércoles Santo se quiso incluir una procesión extraordinaria con su paso de palio. El Obispado no lo vio conveniente y cortó de un plumazo las aspiraciones de la hermandad.
Más recientemente, cuando la Hermandad de la Coronación decidió abandonar el Jueves Santo y buscar otra jornada procesional, la primera opción fue el Lunes Santo, día que no cuenta actualmente en Ciudad Real con ninguna cofradía en la calle. Tampoco en esto hubo fumata blanca. La corporación de la Merced tuvo que cambiar de idea y pasar al Domingo de Ramos, coincidiendo así en su horario con la Hermandad del Prendimiento. En este caso, se argumentó que el lunes es el día en que tiene lugar el Vía Crucis Penitencial que organiza el Arciprestazgo de Ciudad Real junto a la Hermandad del Silencio. Dicho de otro modo: dos cofradías pueden coincidir en la calle al mismo tiempo, pero no una cofradía con un vía crucis que, en cualquier caso, podría celebrarse en cualquier otra jornada de la Cuaresma.

Un nuevo capítulo de esta serie de desencuentros tuvo lugar antes de la pasada Navidad. Un grupo de jóvenes cofrades planteó la organización de un belén combinando imágenes de diferentes hermandades de la ciudad. El proyecto, perfectamente estudiado y pensado, incluía la utilización incluso de vestimenta y enseres de las cofradías hasta conformar varias escenas como la Natividad o la Anunciación a los pastores.

Los cofrades proponían la instalación de este belén en la sala de exposiciones del Obispado, pero, una vez más, se cerraron las puertas. El vicario general, Miguel Esparza, no dio su consentimiento, al menos para la Navidad de 2010. Quién sabe si cambiará de idea este año. La impresión de algunos cofrades ante la negativa de Esparza es que se enfadó por haberse enterado del proyecto por este periódico, en lugar de haber sido el primero en conocerlo directamente por boca de los organizadores. Si fuera así, la negativa habría sido, por tanto, consecuencia de una rabieta.

Y en otra exposición, la de arte religioso que se celebró en la pasada Cuaresma, también Esparza tuvo una extraña reacción de la que fue víctima la Virgen de la Estrella, imagen que fue llevada hasta el Obispado desde el tanatorio. Cuando se estaba preparando el montaje, Esparza vio a la dolorosa de la Hermandad del Cristo de la Caridad y pidió que se la llevasen de inmediato, dado que no había sido avisado de que formaría parte de la muestra. Con las mismas, la Virgen salió del Obispado con destino a su lugar habitual.

También esta Cuaresma el párroco de San Pedro impuso a los priostes de la Hermandad del Nazareno el número de cirios, menos de los que habían colocado, que debían rodear a la imagen en el altar de la parroquia. El caso es dejar claro quién manda. Según ha podido saber este periódico, ese mismo párroco tampoco habría acogido con demasiado entusiasmo el resultado de la asamblea de hermanos de la Misericordia en la que se aprobó la realización en un futuro de un paso de palio.

Las dalmáticas
Y este año en los cuerpos de acólitos no se pudo ver ni una sola dalmática después de la taxativa prohibición del Obispado de su utilización en las cofradías. Pese a que España, junto con Inglaterra, tiene el privilegio concedido por la Santa Sede para el uso de estas prendas por parte de los acólitos turiferarios y ceriferarios, la Iglesia Diocesana ciudadrealeña insiste en interpretar que sólo los diáconos pueden llevarlas, aunque en la práctica ni siquiera ellos las visten.

El resultado es que, tras un buen número de años en que algunas cofradías han realizado importantes esfuerzos económicos para contar con dalmáticas para sus acólitos, ahora se quedarán año tras año en las vitrinas o en los armarios de las casas de hermandad.

Asimismo, el año pasado también se supo que el párroco de San Pedro había sugerido a los hermanos mayores de la Soledad y el Nazareno que dejaran sus cargos por cuestiones relativas a su vida personal, aunque lo cierto es que finalmente no hubo ningún movimiento en ningún sentido.

Frente a tanto tropiezo, el Obispado sí que ha recurrido a las hermandades cuando las ha necesitado. Así ocurrió, por ejemplo, el pasado mes de febrero, cuando imágenes de siete cofradías más el misterio del Resucitado formaron parte de una exposición organizada por la Diócesis dentro de un encuentro preparatorio para la Jornada Mundial de la Juventud que tendrá lugar en agosto en Madrid.

No se trata de convivir, como decía al principio; ni siquiera de colaborar. Porque las hermandades no son algo ajeno a la Iglesia, sino que forman parte de ella. No se entiende, por ello, tantos roces, tantas piedras en el camino. “Sería suicida situarse de espaldas a las hermandades”, decía el arzobispo de Sevilla. Claro, que también llegó a criticar el “déficit de eclesialidad” que ha detectado en algunos cofrades. Toda moneda tiene dos caras y la realidad siempre se puede analizar desde diversas perspectivas. Que cada cual saque sus conclusiones.


Fernando Domínguez. El día de Ciudad Real.

-

Comentarios

  1. No creas que en Calzada se sigue un distinto camino; la verdad, creo que el problema no está en el pueblo, si no a nivel del Obispado (viendo estos casos).

    ResponderEliminar
  2. Por que no te limitas Calzadaplus a reflejar en tu blog noticias relativas al pueblo y en concreto si quieres a las hermandades pero no a calentar animos con escritos de un periodico que ni te has molestado en contrastar su veracidad. A ti te gustan las hermandades? A ti te gusta el folclore, pero espero que en lugar de estar desde la barrera viendo los toros, te metas a torear, por ejemplo metete en el Pro y soluciona todos los problemas que tiene nuestra Semana santa. Ahhhh eso ya no, solo desde fuera y para criticar.

    ResponderEliminar
  3. Primero, a mi no me dices lo que pongo en mi blog personal. Repito. Personal.

    Segundo, me ha parecido interesante el artículo contrastado por un periodista, si no, no lo publicarían en un periódico, y lo he puesto. Si no te gusta, al llegar a la segunda línea lo dejas de leer y tan sencillo.

    Tercero, en ningún momento he criticado al Pro ni he dicho q me vaya a meter, asiq... deja de meter cizaña en cosas que ni se han nombrado.

    Cuarto, el que se ha calentado eres tú y no los que leen esto, pues el único comentario que existe es el de arriba y da su opinión como tu lo has hecho (eso si, él/ella con respeto y educación, tú con rabia y ejerciendo de censurador en algo que no es tuyo. Por cierto, el artículo es de Ciudad Real, no de Calzada ¿tanto te ha molestado? Pues leete el "Bienvenidos" pues aún leyendo lo que pone ahí, te sigo dando la bienvenida ;)

    Así es este blog. Blog de noticias, opiniones, historias, críticas... si las hay que hacer. Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario